Fisuras

Volví a aquella sala repleta de sombras y siluetas, de voces vacías y de ecos. Durante lo que, imagino recordar, fue una legión de días, la vorágine de sucesos y pensamientos, el huracán de instantes, de verdades reveladas, de dolor ignorado, se había ido estampando contra una pared, infinita e invisible. Un dique, no una barricada, que aislaba mi mente y que, ahora, al final, empezaba a resquebrajarse. Grupúsculos de pequeñas fisuras se habían formado dejando entrar, como gotas retumbando en el silencio oscuro de un sótano, la realidad, en un raudal aun contenido. Plop, plop, plop. Todos los sentidos, irremediablemente, centrados en esas gotas: plop, plop, plop. Consiguiendo que, de nuevo, olvidara, por instantes, el mar que aun ese muro parecía contener.

A. I. M.

Un comentario en “Fisuras

  1. …Y desde allí imaginé la inmensidad de un horizonte lejano, claro de sol y brisa. Muros derrumbados al calor de una sensación extraña… Plenitud en mi alma, me elevo y ya estoy fuera de esa sala. Instante de vida y vuelvo a la realidad confusa…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s