En el umbral (Dr. Ibañez, capítulo II)

Segunda parte de las desventuras del Dr. Ibañez  https://otraresacamas.com/category/mini-series/desventuras-del-dr-ibanez/

chica_escalera

 

Toc. Toc.

“¿Quién diablos sería?” Pensó  “¿A estas horas? Algo terrible tiene que ser para molestarme ahora… Como sea otra vez ese gandul, con las malditas llaves, se las voy a grapar a la oreja, total, no desentonaría con lo que ya lleva, ¡Maldito!”  El Dr. Ibañez se desperezó pesadamente de la cama, medio adormilado pero con su genio habitual, al fin y al cabo, no había pasado un buen día… pues, recordémoslo, ni el café de la mañana había podido tomar. Se incorporó en la cama, quedándose sentado y mientras gruñía maldiciones en varias lenguas muertas, se  puso sus pantuflas de cuadros y rebuscó sus anticuadas gafas negras en la mesilla. Definitivamente no era su día, ni siquiera su noche, las gafas habían caído al suelo golpeadas por él mismo durante un inquieto sueño hacía diez minutos. Afortunadamente, no estaban rotas, pero lo habrían deseado, si hubieran tenido la posibilidad, tras sufrir la (desenfocada) mirada de odio que el Dr. Ibañez les lanzó antes de agacharse a recogerlas.

Toc. Toc. Toc.

“¡Por Dios Bendito! ¡¡YA VOY!! ¡Maldito borracho desgraciado! ¡YA-VOY!” Para él ya estaba claro que era su sobrino el que llamaba. No estaba siendo su día, de verdad que no. salió del cuarto echo una furia, con una agilidad pasmosa, fruto de la rabia que acumulaba. Descorrió ansiosa y ruidosamente los cinco cerrojos que le protegían, cada noche, del exterior, mientras terminaba de anudarse, con la destreza propia de un mago o un buen crupier, el batín granate que se había colocado sobre su pijama gris de felpa. Estaba decidido a lanzar a aquel muchacho por las escaleras para abajo, ya se le ocurriría algo que contarle a su madre.

Toc. Toc. Toc. Toc. Toc.

“¡Manuel, maldito bastardo, me cago en tu madre y en toda su estirpe!” Pensaba rugir nada más abrir, mientras lo lanzaba por los aires, aprovechando la fuerza de su cólera sonámbula y, sobre todo, del factor sorpresa. Pero se quedó callado. Bueno, más bien, dijo algo así como “Ma…Ma… pero qué … qué…”  Manuel estaba en la puerta,algo bebido, obviamente,  tratando de poner cara de inocente pues conocía muy bien el humor de su tío y había perdido, de nuevo, las llaves. Llevaba cierta comprensible prisa y urgencia, el muchacho, pues detrás suya, apoyada en la barandilla, se hallaba su pesadilla, la del Dr. Ibañez ,y el sueño húmedo de todo el barrio: Lucía, la chica del pelo morado, atrapada por la pantalla de su móvil. Manuel retorció el brazo hacia la mesita de la entrada, justo al borde de la puerta  y, hábilmente, como había ido perfeccionando durante años, atrapó las llaves de repuesto, colocadas exactamente en el mismo sitio que siempre y se fue escaleras arriba. “¡Gracias tío Antonio! Nos vemos mañana.” Dijo mientras cerraba él mismo la puerta y, todavía incrédulo de su éxito esta noche, invitaba a Lucía, con un gesto, a subir las escaleras. Los ojos de ella seguían pegados al móvil mientras giraba sobre sus talones y empezaba a subir perezosamente la escalera, haciendo que cada ligero movimiento de sus níveas piernas  le causara al Dr. Ibañez una descarga azul que golpeaba su viejo cuerpo y su recién adquirido desconcierto. Su tormento se apaciguó, temporalmente como cabe suponer, cuando la puerta se cerró del todo. Definitivamente, este día no estaba siguiendo los cauces habituales. “Debería irme a dormir…” dijo en voz alta, pensando que si lo decía así, para que lo escuchasen los dioses del hogar, se lo permitirían, en una especie de acto de justicia divino.

A.I.M.

(continúa en https://otraresacamas.com/2013/11/24/no-abra/)

2 comentarios en “En el umbral (Dr. Ibañez, capítulo II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s