Entraron a trompicones en un urinario vacío

Entraron a trompicones en un urinario vacío. Con toda la cara llena de marcas de carmín, él, la empotró de frente contra la puerta. Ella gimió cuándo le levantó la falda y le lanzó un palmada en la nalga. Ella misma se bajó las bragas, contorneando las caderas y con las palmas apoyadas en la puerta.  Él las recogió del suelo y se las guardó en el bolsillo de la camisa. La volvió a aplastar contra la puerta volcando el peso de su pecho contra su espalda mientras se desabrochaba el pantalón. Se sacó la polla hinchada de los calzoncillos.

– ¿La echabas de menos, zorra? – le dijo mientras la restregaba por sus labios empapados y le agarraba las muñecas tras la espalda.

– Sí… mucho… -jadeó ella.

– ¿Cuánto? Dime, ¿cuánto la echabas de menos? – le susurró él al oído.

[…]

A. Irles

Imagen: http://sacatelos-calzones.tumblr.com/post/95588498871

10 comentarios en “Entraron a trompicones en un urinario vacío

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s