Lunas de Hiel (2ª parte)

En la otra sala una televisión de plasma ocupaba una de las paredes blancas y luminosas y una cama de tamaño “king” de sábanas también blancas ocupaba casi toda la habitación. Ella, como haría una pantera, se acercó al borde del lecho y,

sin apenas tocar un par de los pétalos rojos que dormían sobre la cama, guardó el machete en una caja alargada que escondió bajo el mueble con un ligero puntapié. La pared de enfrente, la que hacía de cabecero, era un enorme espejo que reflejaba la imagen que se proyectaba sobre la pared del pie de la cama: la imagen en vivo de la sala contigua dónde cada segundo que pasaba olía más a metálico y a carne putrefacta. Bajo ese cabecero se encontraba una silla de montar negra que hacía de almohada.

tumblr_nhpjqlZydk1s4276bo1_1280

Erguida de cara al espejo, con las piernas ligeramente abiertas y la mirada encendida, ella empezó a bajarse la cremallera del traje de cuero negro que besaba cada poro de su piel. Se entretuvo en cada centímetro de cremallera vencida, examinando todo el proceso a través de su propio reflejo, haciendo que el aire fresco asaltara su piel paso a paso erizándole cada minúsculo e imperceptible vello. Desde el hombro derecho, pasando por sus pechos que breaban por liberarse, deteniéndose una milésima extra de segundo en su ombligo y amansando cada nuevo centímetro de piel descubierta con su otra mano. Bajaba la cremallera despacio, sin pausa y solo lanzó alguna mirada furtiva al reflejo de la pantalla cuándo la cremallera pasaba por su cadera y empezaba a bajar por su muslo izquierdo hasta los tobillos. Por un segundo se contempló de pie frente a la cama y luego se dirigió gateando (uno creería escuchar su ronroneo si estuviera cerca) hacia el espejo. Se contoneó hasta sentir la humedad resbalar por sus muslos. Aplastó los pétalos sin dejar de perseguir su objetivo, la venus desnuda que la observaba desde el otro lado del espejo, la que la miraba con los labios incendiados, la que mostraba los colmillos deseosos a cada paso que daba hacia su propia imagen y hacia el reflejo de la joven temblorosa (decapitada y abierta como una flor).

Entonces se oyó un eco metálico en el salón de al lado. Una media sonrisa apareció en los labios de la gata sobre el lecho y una sombra dubitativa, sonámbula, vestida con un esmoquin harapiento apareció en la proyección.

(continuará…)

A. Irles

Imagen: https://www.facebook.com/fetishfotos.de/photos_stream

Modelo:https://www.facebook.com/Model.Lamacra

3 comentarios en “Lunas de Hiel (2ª parte)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s