Molesten por favor (Las camareras voyeurs)

Me desperté en ese momento en el que realmente no estás despierto del todo. Ese en el que las musas de tu onirismo y la realidad se penetran entre sí, sudorosos y sumisos el uno al otro, ese momento en el que la mente, frágil aún borracha y excitada por la desmesura de las horas anteriores, no distingue entre el claro traqueteo rítmico de una cama golpeando la pared de tu dormitorio del sonido propio de los engranajes de tu mente intentando arrancar. Casi desperté en ese periodo de tiempo en el que los gemidos, acompasados y levemente silenciados por la pared que me separaban de ellos se volvían indistinguibles de los gemidos que mi propia polla ansiaba otorgarles a la presa de las embestidas que asaltaban una y otra vez la pared de mi habitación.

 

tumblr_muu2g1uvip1sob7u3o1_1280

Unos segundos después, quizás minutos, mi cerebro despertó y me encontró en la penumbra de una habitación de hotel casi desconocida por mi cuerpo desnudo que descansaba en la cama destartalada y pringada de sudor etílico. Me encontré con mi dureza atrapada entre mis dedos y mi corazón bombeando anfetamínicamente la sangre desde mis sienes hasta la base de mi polla que temblaba hinchada sobre mí. Y entonces, sin poder oponerme, mi cerebro me llevó otra vez a ese lugar dónde los sueños y yo nos masturbábamos juntos. Oía cómo el golpeteo contra mi pared se aceleraba y se impacientaba; cómo los jadeos se hacían más profundos y viscerales, cada vez más seguidos e intercalándose con gemidos más agudos que me mostraban el éxtasis al que llegaba mi vecina, éxtasis acompañado por los gruñidos animales de su compañero que la llevaba al orgasmo que compartirían ambos… el placer que compartíamos los tres. Entonces un grito que salía del estómago mismo de ella, un resoplido varonil… suspiros… golpes más suaves contra la pared, amainando…

Y unas risas cómplices en el pasillo.

Eran dos voces femeninas cotilleando entre ellas mientras arrastraban un carro que dejó de chirriar justo frente a mi puerta. El corazón se me vomitó en la garganta e instintivamente aceleré la follada que inminentemente iba a explotar mi polla entre mis manos. Me la agarré de la base del tronco, acariciando los cojones que hervían y la violé con la otra mano, una y otra vez, empapando mis dedos con la humedad provocada por esas voces, por esos gemidos y ese orgasmo que aun daba coletazos de suspiros a través de mi pared. Lubriqué toda mi polla y mis falanges mientras mi cuerpo recibía oleadas de sangre alterada por la resaca y el deseo.

Tocaron la puerta.
Toc, toc.
Silencio.

Temblé, paré, me la agarré sosteniéndola, aguantando el orgasmo que la descarga de adrenalina por esos dos golpes en la puerta había disparado en mis huevos y…

No respondí.

No respondí y cerré los ojos, cogiéndomela fuerte, manteniéndola arriba, fuerte y dispuesta, con el tiempo apenas andando en vez de corriendo, escuchando la puerta abrirse lentamente. Escuché una exclamación (apenas un grito) de sorpresa cuando noté la sombra de la luz del pasillo deslumbrando mis párpados y no pude contenerlo más: gruñí sin moverme mientras la luz crecía sobre mí, acariciándome y acompañándome junto a los susurros de una de ellas que llamaba a la otra. Comencé a derramarme sobre mi estómago, a borbotones espesos y calientes que emanaban de mi polla como lava de un volcán que no explota sino al que le rebosa el magma de su interior. Me retorcí, sin moverme, escuchando un suspiro doble que anunciaba el silencio de dos respiraciones contenidas mientras me observaban. Mientras observaban mi polla completamente empapada del calor de mis entrañas que empezaba a dar pequeños latigazos de agotamiento orgiástico.

La luz comenzó a desaparecer poco a poco, acompañada por un parloteo apenas audible, una risas excitadas que se alejaban y el susurro de Morfeo que aplacaba mis palpitaciones desbocadas llamándome para que volviese a su lado.

A. Irles

 

Imagen de MattewDraw

10 comentarios en “Molesten por favor (Las camareras voyeurs)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s