Baile de Máscaras (parte IV y final)

Final de la serie de relatos que empezó con: https://otraresacamas.com/2014/06/25/baile-de-mascaras-parte-i/


Última parte del relato: Baile de Máscaras.

Jake, el perro amarillo, entró al baño con pasos nublados y angustia en los ojos. Todo lo que él había hecho por ella, pensaba, y ahora… aquí estaba, con el chuloputas este. Eres una puta comebolsas, le diría, no mereces una mierda de mi, seguiría, te odio, no me vuelvas a llamar en tu puta vida para contarme tus mierdas, terminaría gritándole a la cara… ¿Pero y si la culpa no era de ella? En realidad, ella seguía necesitando su ayuda y el cabrón ese volvía a aprovecharse de ella, de su debilidad… ella necesitaba un hombre tierno que la cuidase, alguien que la mimase, alguien a quien pudiera esperar en casa con la mesa puesta y las sábanas tíbias… Él la cuidaría. Estaba convencido y lo estuvo más cuándo abrió la puerta del primer baño y no vio a nadie. Lo tenía planeado: agarraría al puto camello de la pechera, lo pondría contra la pared y se lo diría claramente: no te acerques más a ella, es mía, me necesita. Lo decidió justo cuando empujaba la segunda puerta y encontraba al spiderman cagón. Con las mallas aún por los tobillos pero esta de pie en el water y con su trozo de carne más preciado (y gastado y amoratado y…) abrazado por su mano izquierda mientras se asomaba al cubículo vecino con  los ojos como platos. Continúa leyendo Baile de Máscaras (parte IV y final)

Baile de Máscaras (parte III)

(continuación de https://otraresacamas.com/2014/07/24/baile-de-mascaras-parte-ii/)

Tercera parte del relato: Baile de Máscaras.

Sin más palabras, ella se separó de él y le agarró de la mano. Se deslizaron camino del baño. Desde la barra, el chico vestido de Jake el perro, los miraba. Dejó la cerveza en la barra y dio dos pasos hacia el baño. Se paró y volvió sobre sus pisadas. Agarró la cerveza otra vez y pegó un trago vació. La miró con fuerza, magullando la etiqueta con la mirada y se giró hacia la camarera vestida de conejita de playboy. Golpeó la base de la cerveza contra la barra y le gritó a la camarera, que lo miraba con distancia, que quería otra. Se la trajó y la dejó sobre la barra.

Continúa leyendo Baile de Máscaras (parte III)

Baile de Máscaras (parte II)

Segunda parte del relato: Baile de Máscaras

tumblr_mkou1sXa1U1qavu0no1_500

(Picture property of Mark Velasquez http://markvelasquez.tumblr.com/post/47030127295/i-am-lucky-enough-to-be-hosting-roarie-yum-for-the)
 

[…] en una discoteca cualquiera ella salía de un retrete cualquiera del baño de “caballeros”. Arreglándose la corta falda negra que apenas cubría sus ligueros de encaje le guiñó el ojo derecho, casi oculto tras la máscara negra, a un tigre de peluche que meaba junto a un tipo con gabardina y pajarita que le enfocaba el chorro de pis con una especie de linterna de luz violeta que zumbaba a la vez que iluminaba. Él salió del retrete frotándose la nariz y se dirigió al único urinario libre. Se sonrieron. Ella esquivó al Batman que se arremangaba la capa con la mano izquierda y que con la derecha sujetaba un billete enrollado y salió. Fue directa a por una copa.

Continúa leyendo Baile de Máscaras (parte II)

Baile de máscaras (parte I)

tumblr_n7nqraeRT31qara4io1_500

Se le acababa de pasar el mareo, de golpe, al chico que se tambaleaba sentado en el asiento del metro. O eso pensó cuándo, torpemente asido a la barra lateral junto a él, se quedó pasmado mirando a la pareja de enfrente. No parecía un sueño, y no había tomado drogas de ningún tipo esta noche, así que se convenció de que era cierto. Pero podría no serlo. Él, con la camisa mal abrochada, con los botones y los ojales mal apareados y  los zapatos llenos de barro y meado de algún baño de discoteca miraba hacia la pareja y hacia los lados, como buscando a alguien que le explicara que pasaba. Con el pelo totalmente despeinado, las gafas torcidas y la mano izquierda apoyada, cual ancla, en la banqueta observaba atentamente.

– Pssee, ehh – trató de balbucear – joder tíos…  ¿qué habéis tomado?

Continúa leyendo Baile de máscaras (parte I)