Pequeño diccionario de palabras incomprendidas: Mujer

 

Retratos de Amparo Q.

Tienda –> https://society6.com/amparoq

Facebook: https://www.facebook.com/AmparoQArte/

8_zoom

***************** Continúa leyendo Pequeño diccionario de palabras incomprendidas: Mujer

El Fantasma de la Navidad 14 (final)

Última entrada de mi diario de Navidad que he titulado El Fantasma de La Navidad.

 

11 de Enero 2016, Barcelona.

No sé qué fecha poner a esta última entrada de mi diario pues quiero plasmar en letras lo que pasó desde que salí de casa con Azucena, la señorita de la voz dulce mirada traviesa y discretísimas y elegantes artes eróticas concentradas en sus labios, como pude comprobar en el tatami privado del restaurante japonés al que fuimos. Fue tras el postre, cuando abrimos la botella de cava (el sake no me mata, la verdad) y tampoco voy a detallarlo aquí, pues lo importante de esa noche es lo que pasó antes y después de que ella me hiciera recostar junto a la mesa bajita aún llena de platillos y restos de sashimi y me diera el orgasmo más lechoso, sosegado y armonioso que una boca me había arrancado en la vida. Lo de antes es fácil de explicarlo: no hicimos nada más que ir al restaurante y meternos en el reservado. No hablamos, apenas cruzamos palabras excepto para discutir sobre el menú que queríamos. Se sentó a mi lado y saqué las notas del diario. Mientras comíamos y bebíamos vino, leí y releí cada anotación y las iba dejando junto a mi, entre ella y yo. Ella al principio parecía incómoda con mi silencio: me empezó a masajear los hombros, luego empezó a cenar y disfrutar del vino, luego pareció entrarle la curiosidad y se puso a leer las notas que yo iba dejando junto a mi. Tanto se debió ensimismar con la lectura que cuándo yo acabé y empecé a cenar lo que quedaba, ella siguió leyendo y, cuándo la camarera-gueisa pidió permiso para entrar, se lo dió y pidió otra botella de vino sin consultarme. Seguí comiendo, observando sus ojos marrones danzar de línea a línea, recorrerlas una a una lentamente mientras respiraba con los labios ligeramente separados. Acabó cuándo llegó la botella de vino y cuándo le llenaron la copa dio un largo trago, dejó los papeles en el suelo y mirándome con las mejillas sonrosadas me dijo:

– Esto es bueno… No sabía que eras escritor.

[ …]

¿Quieres saber cómo continúa? Visita el “Vacío” https://otraresacamas.com/2016/06/18/vacio/

 

tumblr_mw9qwqDIg81qzcapfo1_500

 

A. Irles

Imagen de Benjamin Garcia: Submariner

El Fantasma de la Navidad 13: compañía a domicilio

Entrada de mi diario de Navidad que he titulado El Fantasma de La Navidad.

 

9 de Enero 2016, Barcelona.

No tenía ganas de escribir, ni de beber, ni de salir. No tenía ganas ni de sentir dolor en los cojones y tal era mi apatía que  no lo sentía. No tenía ganas de dormir ni de pensar. Así que pasé todo el viernes y la noche del jueves tumbado como un cadáver. Primero en la alfombra al pie de la cama con la camisa vomitada echa un gurruño al otro lado de la habitación. Luego me pasé a la cama y me dediqué a tareas varias: a atravesar el techo con mi mirada, pero sin empeñarme; en mirar a la bombilla del techo y cerrar los ojos para así embobarme contando los destellos de luz que veía en mis párpados anaranjados; contar las palpitaciones de mi arterias del cuello; o en contar las ondulaciones de las cortinas… lo de las ondulaciones me abstraía bastante y aun llevo todo el día de hoy (ya sábado, ¿no?) haciéndolo. Es curioso porque a pesar de estar en una habitación cerrada y ser yo la única persona en la habitación en número de ondas de las cortinas parece cambiar. Si las cuentas una y otra vez, de repente, aparece una más o desaparece una. No sabes en qué lugar, si es al principio o al final o entremedias… pero poco te importa si estás perdiendo el tiempo en contar ondas en las putas cortinas ¿no? No cené el jueves ni desayuné ni comí ni cené ayer ni he desayunado hoy. No dormí. No me levanté más que para mear un par de veces, para cagar otra vez y para beber agua, litros de agua. Supongo que mi cuerpo necesitaba una limpieza y supongo que mi mente necesitaba contar las jodidas ondas de la cortina. Contar evade.

[ …]

¿Quieres saber cómo continúa? Visita el “Vacío” https://otraresacamas.com/2016/06/18/vacio/

Continúa leyendo El Fantasma de la Navidad 13: compañía a domicilio

El Fantasma de la Navidad 12: aun me duele mientras escribo

Entrada de mi diario de Navidad que he titulado El Fantasma de La Navidad.

 

7 de Enero 2016, Barcelona.

Aun me duele mientras escribo pero pensar en otra cosa me ayuda a disminuir el dolor, la rabia y las ganas de coger una barra de metal e ir a su tienda y reventarle el escaparate. Escribir esta mierda de diario que me revuelve continuamente las tripas y la conciencia, sí, la puta conciencia, me relaja ahora y me suaviza las fantasías que invaden ahora mi mente, esas fantasías en las que llego a su casa con un gato de coche y reviento su puerta, desmiembro a su gato hijodeputa y me la follo por el culo sobre su asquerosa mesa de cocina hasta que ya no pueda llorar más. Aun me duele mientras escribo… pero me alegro de estar escribiendo.

tumblr_nywi608GPi1sflopao1_500 Continúa leyendo El Fantasma de la Navidad 12: aun me duele mientras escribo

Así es como me encuentran…

… y creo que no hace justicia con mi blog… ¿no? ¿qué opináis?
blog

 

created at TagCrowd.com