El Fantasma de la Navidad 5: primer día de vacaciones

Entrada de mi diario de Navidad que he titulado El Fantasma de La Navidad.

 

22 Diciembre 2015, Barcelona.

No entiendo cómo la gente puede llevar un diario al día, bueno, lo de Ana Frank, lo entiendo, pues no salía de casa apenas. Y si eres un prepúber pues también lo puedo entender porque llega la noche y no tienes resaca ni hostias y si ya te has tocado la zambomba lo suficiente pues escribes y recopilas lo del día entero: fácil, sencillo. Pero la verdad, yo, de noche o tengo sueño o estoy borracho o estoy en el salón viendo porno mientras mi mujer duerme en el cuarto. Podría escribir al acabar pero es que al acabar lo único que quiero es dormir o seguir viendo porno un rato más. Con suerte puedo hacerme una paja mientras chateo con Sara o con alguna otra, pero ganas de escribir tengo pocas. Pero me lo he propuesto y me toca escribir… aunque sea con un día de retraso.

La cuestión es que ayer fue mi primer día de vacaciones y pasé la mañana en casa, pero no he tenido tiempo ni ganas de escribir lo que pasó hasta ahora. Ella estaba haciendo yoga o algo así cuándo me levanté.

– ¿Qué hay de desayunar?

– Lo que te prepares – me contestó desde el salón.

tumblr_nq3og56Aui1sob7u3o1_1280

 

[ …]

¿Quieres saber cómo continúa? Visita el “Vacío” https://otraresacamas.com/2016/06/18/vacio/

A. Irles

Imagen de Mattew Draw

El Fantasma de la Navidad 4: la cena de empresa, fiesta en los baños

Entrada de mi diario de Navidad que he titulado El Fantasma de La Navidad.

 

19 Diciembre 2015, Barcelona.

Ayer, sábado, pasé el día entero en casa dormitando, viendo  la tele, bebiendo zumos y agua, masturbándome a ratos y contento de no tener que ver a mi mujer después de lo de la cena del viernes. Ella estaba de compras o de brunch post visita al colegio electoral, o algo así,  con unas amigas. Afortunadamente no era Silvia una de esas amigas: la escuché cotorrear los planes al teléfono mientras giraba y giraba en torno a sí misma, en el cuarto, lanzando ropa al aire como haría el diablo de Tasmania, hasta arriba de anfetas, en un Zara. A parte de eso, de unos cuántos mensajes con Saray  de quemar otra vez el límite de likes a orcos en Tinder no pasó nada más ayer. Pero quiero escribir lo que pasó en la cena. Seguro  que me viene bien, como dijo la diabólica psicóloga pelirroja.

 

tumblr_nzj41bABg81qiflw2o1_500

[ …]

¿Quieres saber cómo continúa? Visita el “Vacío” https://otraresacamas.com/2016/06/18/vacio/

A. Irles

Imagen sin créditos… si alguien conoce al autor/a que me lo diga, por favor.

Guardar

El Fantasma de la Navidad 2: reunión en el pasillo

Entrada de mi diario de Navidad que he titulado El Fantasma de La Navidad.

 

17 Diciembre 2015, Barcelona.

Hace unas horas, el 16 de diciembre, me he puesto corbata y me he planchado la camisa para ir a trabajar. Ni la he quemado ni nada, creo que hasta me he divertido haciéndolo, la verdad. Ha sido como un paréntesis de meditación y autoconocimiento en mi mañana desganada: hacer una tarea simple y a la vez que exige dedicación y cariño (era mi puta camisa y la planchaba por algo). No sé, me ha gustado, pero tampoco tanto como para volverlo a hacer, la verdad. Y menos para lo que me ha servido…

[ …]

¿Quieres saber cómo continúa? Visita el “Vacío” https://otraresacamas.com/2016/06/18/vacio/

A. Irles

 

tumblr_nydwiyQvij1ql08jto2_1280

 

La imagen es de Daryll Pierce

El Fantasma de la Navidad 1: consulta con la psicóloga

Entrada de mi diario de Navidad que he titulado El Fantasma de La Navidad.

 

15 Diciembre 2015, Barcelona.

Hoy me tocaba la evaluación psicológica anual de la empresa. Siempre me toca por estas fechas y casi nunca voy pues es opcional (oficialmente). Claro que, para la mayoría de mis compañeros de trabajo, lo de opcional es un eufemismo pero yo no soy la mayoría de mis compañeros: yo soy el que les salva el culo año tras año, soy… bah, da igual. Yo sé quién soy. La cuestión es que a esos lameculos les toca ir todos los años y yo voy cuándo me sale de las pelotas. Y esta mañana he ido. ¿Que por qué? ¡Yo qué coño sé! Habrá sido por una mala intuición o simplemente otra puta mala decisión en estos días. La cuestión es que he pasado por la puerta del despacho del psicólogo y me ha llegado un aroma muy sexy y ahí ha empezado todo. Tengo esta cosa con los olores, soy muy malo poniéndoles nombres, identificándolos, enlazándolos con palabras, pero los entiendo. Entiendo los olores y los detecto e interpreto, como una hiena o un buitre (sí, los buitres huelen). Pues eso, me ha invadido ese aroma al pasar junto a la puerta y era una llamada de coqueteo. Obviamente no era el olor del papanatas calvo de siempre, era el de una mujer deseable y con ganas (aunque puede que fueran mis ganas, no digo que no). Así que he ido, a la hora convenida, a mi evaluación psicológica anual y me he encontrado con una sirena surrealista que me esperaba. Una chica de pelo corto y rojo sangre, de piel pálida, bajita, elegantemente vestida con una camisa blanca ceñida y una falda negra de tubo de esas de ejecutiva dominante. He entrado a su despacho y mi cerebro se ha envenenado con el aroma a vainilla, rosas, desvergüenza y atrevimiento que desprendía. Creo que me he quedado embobado mientras ella me examinaba, desde el otro lado de la mesa, con sus ojos grises mirando sobre sus gafas de pasta negra. Creo que me ha dicho algo… pero solo la he visto sonreír y hacer un gesto con la mano.

[ …]

¿Quieres saber cómo continúa? Visita el “Vacío” https://otraresacamas.com/2016/06/18/vacio/

 

A. Irles

La imagen no sé de quién es… si alguien conoce al autor/a, que me lo diga para darle los créditos. Y sí, no es pelirroja, ya lo sé

tumblr_nil0ohFEkA1ra3bjlo1_500

Guardar