Hokusai, el arte erótico Shunga y la chica sin nombre

Great_Wave_off_Kanagawa2.jpg
La Gran Ola Kanagawa (Katsushika Hokusai, etre 1830 y 33)

Fue en Hamburgo, hace varias vidas. Puede que hasta fuera verano durante todo el día y fue en el MKG, el Museum für Kunst und Gewerbe Hamburg. Recuerdo que con el malhumor encendido, observaba las láminas de Hokusai en las que retrataba una obsesión con el Fuji. Las escudriñaba una a una, de la última a la primera, mientras hablaba al cuello de mi camiseta y blasfemaba contra la infernal lógica del museo: antes de esta exposición (Hokusai y Manga) tenías que pasar por una galería de arte renacentista, una (más lamentable aun que la renacentista) de arte islámica y una de art nouveau. Pero lo mejor de todo era el hilo conductor, la conexión entre todas esas galerías: una exposición de zapatillas de deportes en el atrio central. No hablo de las sillas medio oxidadas y rajadas de Le Corbusier en el pasillo ni la sala patrocinada por el banco no se cuál.

Continúa leyendo Hokusai, el arte erótico Shunga y la chica sin nombre

Deseos ocultos

Solo quería sentirlo otra vez, una vez más y pararía. Dejaría de levantarme sudada por las noches. Dejaría de escuchar sus voces por las mañanas. Dejaría de sentir como caigo una y otra vez hacia el vacío oscuro. Solo una vez y luego lo olvidaría. Me iría bien lejos, dónde ni yo pudiera escuchar mis lamentos. Y me curaría. Lo haría como lo hice otras veces. Volvería a ser libre, volvería a ser… Pero necesitaba una vez más, solo una, me convencí a mi misma. Continúa leyendo Deseos ocultos