Lunas de Hiel (3ª parte y final)

Él se agachaba sobre su regalo, ella llegaba a la altura de la silla de montar. Ella no contuvo un gemido mientras abrazaba las silla con sus muslos y clavaba sus uñas contra el cristal.
Continúa leyendo Lunas de Hiel (3ª parte y final)

Lunas de Hiel (2ª parte)

En la otra sala una televisión de plasma ocupaba una de las paredes blancas y luminosas y una cama de tamaño “king” de sábanas también blancas ocupaba casi toda la habitación. Ella, como haría una pantera, se acercó al borde del lecho y,
Continúa leyendo Lunas de Hiel (2ª parte)

Lunas de Hiel (1ª parte)

Llegas tarde. Solo le dijo eso antes de quitarle la correa de las manos y meter la nueva pieza hacia dentro, tirando de los grilletes que ataban sus muñecas al casco que ella misma había diseñado. Ahora vete, le dijo al hombre cerrándole la puerta en las narices. La sala se lleno de un silencio solo apagado por el suave rechinar de los grilletes de la presa en el centro de la sala. Continúa leyendo Lunas de Hiel (1ª parte)