Baile de Máscaras (parte IV y final)

Final de la serie de relatos que empezó con: https://otraresacamas.com/2014/06/25/baile-de-mascaras-parte-i/


Última parte del relato: Baile de Máscaras.

Jake, el perro amarillo, entró al baño con pasos nublados y angustia en los ojos. Todo lo que él había hecho por ella, pensaba, y ahora… aquí estaba, con el chuloputas este. Eres una puta comebolsas, le diría, no mereces una mierda de mi, seguiría, te odio, no me vuelvas a llamar en tu puta vida para contarme tus mierdas, terminaría gritándole a la cara… ¿Pero y si la culpa no era de ella? En realidad, ella seguía necesitando su ayuda y el cabrón ese volvía a aprovecharse de ella, de su debilidad… ella necesitaba un hombre tierno que la cuidase, alguien que la mimase, alguien a quien pudiera esperar en casa con la mesa puesta y las sábanas tíbias… Él la cuidaría. Estaba convencido y lo estuvo más cuándo abrió la puerta del primer baño y no vio a nadie. Lo tenía planeado: agarraría al puto camello de la pechera, lo pondría contra la pared y se lo diría claramente: no te acerques más a ella, es mía, me necesita. Lo decidió justo cuando empujaba la segunda puerta y encontraba al spiderman cagón. Con las mallas aún por los tobillos pero esta de pie en el water y con su trozo de carne más preciado (y gastado y amoratado y…) abrazado por su mano izquierda mientras se asomaba al cubículo vecino con  los ojos como platos. Continúa leyendo Baile de Máscaras (parte IV y final)