Cervezas y zumo de naranja en el tren

Este es el primer relato que subo a la sección “Oniria”.

Como veréis, de eso va, de recuerdos, onirismos y mensajes

que a veces encuentro en mi cabeza

cuando no pienso en nada.

*******

Íbamos en un tren que apuñalaba la penumbra pegajosa. Era un tren antiguo, de madera oscura y asientos forrados en fieltro granate allá dónde mi mirada enfocaba; y moderno, metálico y pulcro dónde mi vista no vigilaba. La mesa entre los asientos estaba dispuesta perpendicularmente a cómo uno esperaría, con los asientos en dos hileras: una, en la cuál yo estaba sentado, dando la espalda a las ventanas y la otra de cara. Había al menos seis asientos en cada hilera, pero podría ser que fueran diez o doce.

Continúa leyendo Cervezas y zumo de naranja en el tren

Tren hacia …

image

La vi. Y en ese mismo instante supe que escondía un secreto tras sus ojos del color del océano profundo justo antes de una tormenta. Había algo tras sus mejillas, desérticas como dos lunas abandonadas, y tras sus labios, grises y agrietados. Algo, en lo profundo de su mirada, me decía que había sido bonita, increíblemente, hasta hacía poco (¿horas? ¿años?). Una ninfa dulce y hermosa de pureza y ternura místicas se escondía tras una máscara de ausencia.

Continúa leyendo Tren hacia …